lunes, 7 de diciembre de 2015

FELIZ DÍA DE LA VIRGEN INMACULADA CONCEPCIÓN

8 DE DICIEMBRE: LA INMACULADA CONCEPCIÓN

“Donde tú entras, oh Inmaculada, obtienes la gracia de la conversión y la santificación, ya que toda gracia que fluye del Corazón de Jesús para nosotros, nos llega a través de tus manos”.

San Maximiliano Kolbe

Hace muchos siglos* en una gran reunión de sabios, el doctor más famoso de ese tiempo, Duns Scotto, probó que María sí es Inmaculada, o sea sin mancha del pecado original.

Lo probó con este famoso argumento:

1°. ¿A Dios le convenía que su Madre naciera sin mancha del pecado original? Todos respondieron: Sí, a Dios le convenía que su Madre naciera sin ninguna mancha. Esto es lo más honroso, para Él.

2°. ¿Dios podía hacer que su Madre naciera sin mancha de pecado original? Todos respondieron: Sí, Dios lo puede todo, y por tanto podía hacer que su Madre naciera sin mancha: Inmaculada.

3°. ¿Lo que a Dios le conviene hacer lo hace? ¿O no lo hace? Todos respondieron: Lo que a Dios le conviene hacer, lo que Dios ve que es mejor hacerlo, lo hace.

Entonces Scotto exclamó:

Luego 1°. Para Dios era mejor que su Madre fuera Inmaculada: o sea sin mancha del pecado original.

2°. Dios podía hacer que su Madre naciera Inmaculada: sin mancha: 3°. Por lo tanto: Dios hizo que María naciera sin mancha del pecado original. Porque Dios cuando sabe que algo es mejor hacerlo, lo hace.

Todos aplaudieron y aceptaron esta verdad.

Dicen que este argumento o prueba se le ocurrió al sabio Scotto, al pasar por frente de una estatua de la Virgen y decirle: ""Oh Virgen Sacrosanta dadme las palabras propias para hablar bien de Ti""(dignare me laudare te: Virgo Sacrata).

Siglos después, el 8 de diciembre de 1854 el Sumo Pontífice, Pío Nono, definió infaliblemente esa doctrina como dogma de fe**, con las siguientes palabras: "Declaramos que la doctrina que dice que María fue concebida sin pecado original, es doctrina revelada por Dios y que a todos obliga a creerla como dogma de fe".

Luego comentaría sobre ese momento: "En el momento en que declaré que la doctrina que enseña que la Virgen María fue concebida sin pecado original, es un dogma de fe, sentí un conocimiento tan claro y tan grande de la incomparable pureza de la Virgen María que nadie podría describir; mi alma quedó llena de alegrías nunca sentidas. Reunid todas las grandes alegrías de vuestra vida: las del día de la Primera Comunión, las del día de Toma de Hábito y del día de la Profesión, las de Bodas de Plata, etc., etc., y tendréis una pequeña idea de lo que mi alma sintió en aquella fecha memorable".

*Nota: Siglo XIII
**Nota: Todo dogma de fe se encuentra en la Sagrada Escritura o en la Tradición, que son los dos medios por los que conocemos la Revelación Divina, por esta razón se les llama las dos fuentes de la Revelación. La Iglesia, Madre y Maestra, como custodia que es de esa Revelación, es la única que puede, por encargo de Cristo, definir infaliblemente y explicar la doctrina que ahí se contiene. El Papa cuando define un nuevo dogma, no inventa una nueva doctrina sino que define y hace explícito lo que ya está en el legado de la Revelación.