sábado, 10 de octubre de 2015

Lo mejor que nos puede pasar

Lo mejor que nos puede pasar
es volver a ser niños, porque 
definitivamente las rodillas
raspadas duelen menos que
los corazones rotos.